Járkiv. Crónicas de ataques a la ciudad, el día 44 (08.04.2022)

Hoy hemos tenido bastantes bombardeos rusos también. Los ocupantes bombardean activamente Saltivka, especialmente Saltivka del norte, Velyka Danylivka, Oleksiivka, Pyatyjatki y el asentamiento de Zhukovsky — todos los distritos del norte. Golpearon también Pavlove Pole, Obriy y Fábrica de tractores de Járkiv. Nuestros guerreros tampoco están callados y responden a los rusos.

Ayer golpearon con algunos proyectiles la parte central de la ciudad, pero sin consecuencias graves. Además ayer bombardearon los pueblos al sur de Járkiv: el asentamiento urbano Bezliudivka (allí el proyectil cayó cerca de la iglesia ortodoxa rusa en Ucrania — atacar a “los suyos” ya es algo habitual) y las casas residenciales en el asentamiento urbano Vasyshcheve. Que me perdonen mis lectores, pero mucha información no publico o sólo publico después de su publicación oficial. Vivimos en tiempo muy especial, por eso tengo mucho cuidado en lo que escribo, porque esta información puede ser usada por los rusos para la corrección de sus bombardeos.

Uno de los supermercados destruidos en Járkiv. Fotografía: Serhii Petrov, CC BY-SA 4.0.

Bombardearon Dergachi y los pueblos de la región alrededor, causaron daño al centro de la asistencia médica y las casas residenciales. Algunos bombardeos también tenían en Chuguyiv. Hoy los ingenieros energéticos del distrito de las redes eléctricas de Dergachi iban a reparar las redes, pero su coche saltó en la mina. Dos personas fueron heridas, y el coche se convirtió en un montón de chatarra.

La primavera auténtica empezó en Járkiv, y hace calor. Aún las hojas en los árboles se apimpollarán mañana o pasado mañana. Siempre es un momento muy sutil, cuando el botón se abre y aparecen unas hojitas verdes.

Aparecen más coches en las carreteras, la gente sale a la calle poco a poco, por lo menos en los distritos donde no hay bombardeos constantes. En fin, algunos salen del metro y se asombran al ver el sol (la gente de las catacumbas es un problema distinto). También abren más tiendas y quioscos en los mercados. Járkiv vuelve a la vida, cuanto sea posible en las condiciones de guerra.

Algunos residentes de Járkiv siguen dejando la ciudad porque los bombardeos fueron más intensos los últimos días, pero otros vuelven. Aunque, en mi opinión, hay que esperar unas semanas más antes de volver. Si están preparados a ser voluntarios o abrir su negocio, vuelvan, si no — tengan paciencia.

Según la información pública, al norte de Járkiv los ocupantes usan las maquinas “Zemledelie”, que minan totalmente los territorios en el radio de 15 km de la instalación. Lo hacen porque tienen miedo de nuestras acciones intensivas, pero también reducen sus posibilidades de maniobras en el terreno. La situación alrededor de la ciudad es bajo control, pero cualquiera puede dejar Járkiv si quiere hacerlo y si lo considera necesario. El desminado de los territorios liberados es un proceso largó que empezará después de nuestra victoria, así que durante mucho tiempo no podremos caminar por los senderos desconocidos o ir al bosque en los territorios, que habían sido ocupados por los rusos a lo menos durante algún periodo.

Siguen las batallas cerca de Izyum, los rusos intentan avanzar en dirección de Barvinkove, que también está bombardeada. La situación allí se hace más intensa y, según la información del alcalde, mañana se marchará el último autobús de evacuación de esta ciudad. Continúa la evacuación de Lozova.

En Gusarivka de la región de Balakliya entre los cuerpos quemados por los rusos encontraron el cuerpo del niño. También los ocupantes torturaron y dispararon al paramédico local.

Siguen las batallas cerca de Kreminna y también por Rubizhne y Popasna. Bombardean Rubizhne, Severodonetsk y Lysychansk.

Continúan los combates en el flanco frontal del territorio de la Operación de las Fuerzas Unidas, cerca de Marinka, Avdiivka y Vugledar. Estas ciudades también están bombardeadas por los rusos, hay unos muertos y heridos.

Hoy los rusos han cometido un crimen de la guerra más: han golpeado la estación de tren en Kramatorsk con misil “Punto U” (“Tochka U” en ucraniano). En aquel momento había cerca de 4000 personas en la estación y el territorio alrededor. Según la información más precisa, 52 personas murieron y 109 resultaron heridas tras ese ataque dirigida a matar a la gente. Supieron adonde apuntaban y lo hicieron deliberadamente. Aún más, en uno de los canales, administrados por los rusos en Telegram, fue encontrada la advertencia, en que recomendaron no evacuarse en tren de esta ciudad. Un acto más del genocidio de la gente civil ucraniano. Ahora las autoridades locales están buscando las opciones para evacuar a la gente de Kramatorsk en autobuses.

He sabido que atacarán alguna de las estaciones (aún más, ya han bombardeado cerca de la estación de Barvinkove), y parece que van a atacar más estaciones con mucha gente y otros objetos de ferrocarril. El pánico, el caos, las muertes y el bloqueo del movimiento por ferrocarril es lo que quieren alcanzar. No existe el crimen que no hayan cometido o que no vayan a cometer los rusos. No tienen nada, salvo el deseo de eliminar la gente. Había lo mismo en todas las partes donde pisaron la tierra los ocupantes rusos.

En Borodyanka no hay ni un sólo edificio de muchos pisos sin daño (y había 29 de ellos). Ocho de ellos son totalmente destruidos. Resacan a muchos cuerpos de por debajo de los escombros. Siguen documentando los crímenes de los rusos en Bucha.

En los territorios recién ocupados los moscovites en gran escala deportan a la gente, incluso a los niños, a Rusia — de Mariupol, Izyum, Rubizhne etc. Buscan a unos patriotas y realizan inspecciones. Hay seres desaparecidos. Desde luego, todo esto está acompañado con las torturas, las violaciones de las mujeres y los niños, los robos y otros crímenes.

Pero también tenemos unas noticias buenas. Los eslovacos enviaron a Ucrania los sistemas de misiles antiaéreos del tipo S-300 y los australianos — sus vehículos blindados. Los britanos nos envían muchas armas, también los americanos y otros países nos prestan mucho apoyo militar. Ahora Ucrania está defendiendo a toda Europa y el mundo civil de la horda de los bárbaros rusos que trae la destrucción, el dolor y la muerte. Los ucranianos protegen valientemente a su país, pero necesitamos armas y más armas de los países occidentales. De todos los tipos: las armas ligeras y muchos proyectiles para los vehículos blindados, carros de asalto, los sistemas de misiles antiaéreos de largo alcance, los sistemas de seguimiento antiaéreos y herramientas de contramedidas electrónicas. Uno de mis conocidos, Boris Shusterman, quiere sólo un regalo para su cumpleaños: recoger bastante dinero para una batería antimisiles Patriot para Ucrania. La ayuda de los países occidentales es su protección contra el peligro ruso. Estamos preparados para hacer guerra hasta la victoria, pero necesitamos armas y medios adecuados para esto.

Además, Ucrania necesita mucha maquinaria de rescate, herramientas para la remoción de los escombros de los edificios y los medios de búsqueda y neutralización de las minas y la munición.

La situación no está tranquila en la región de Bélgorod en Rusia. En la zona de Volokonovka, que está cerca de la frontera con la región de Járkiv, los residentes oyen otra vez algunos explosiones y “estallidos”. Las autoridades locales prometieron “aclarar la situación”. En Bélgorod la gente local se ha alarmado al ver el dron en el cielo. Las autoridades municipales aseguraron rápidamente que todo estaba bajo control (sí, los creemos)… ¿Qué está pasando allí?

Hoy concedemos el Premio Darwin a más que un individuo:

– Los combatientes del Grupo Wagner decidieron atacar a las unidades de la 24ª Brigada Mecanizada Daniil Galytsky, pero en su camino fueron ametrallados por su propia artillería (ojalá tengamos más ejemplos como este de la coordinación para matar a los ocupantes), y después les ametrallaron a ellos también nuestros militares. Estar “entre dos fuegos” es el proverbio sobre ellos. Registrando a los caídos ocupantes mercenarios, encontraron Tramadol.

– El político prorruso con la posición izquierda Oleksandr Rzhavskyi (ex diputado popular y aspirante a la candidatura del presidente de Ucrania), quien esperaba mucho a la llegada de los rusos. Cuando ellos ocuparon Bucha, donde vivía él, alojaron, en particular, en su mansión. Él fue matado cerca de 27 de marzo, cuando negó dar más alcohol al ocupante ruso. A los rusos da igual si apoyes a Putin o no: han venido para robar, violar y matar. No les interesa nada más. De toda manera tenemos un colaboracionista menos.

– Algún soldado ruso, quien, según la información de sus amigos, murió durante la operación de limpieza en la fábrica de cerveza de Izyum, y para darle honor al caído estos amigos pusieron la foto de él con una cerveza. De hecho, renacen los chistes viejos de la Unión Soviética sobre la muerte en la batalla dispar contra la botella.

¡Ayudemos a las Fuerzas Armadas de Ucrania, a nuestro ejército y los voluntarios! Apoyemos uno a otro psicológicamente. ¡Venceremos!

Serhii Petrov

 

історик, аналітик Інформаційного Центру "Майдан Моніторинг" (сайт "Майдан"), громадський активіст, редактор української Вікіпедії