Járkiv. Crónicas de ataques a la ciudad, el día 59 (23.04.2022)

Hoy había muchos bombardeos en Járkiv, casi la misma cantidad que el día anterior, aunque su distribución variaba en los distritos diferentes. Golpearon los centros comerciales y los almacenes, que resultó en las personas heridas. Había muchos bombardeos en los suburbios de Járkiv, donde también causaron las muertes.

Ya que termino de redactar este artículo el domingo por la mañana, quiero desear Feliz Pascua a todos los cristianos de la Iglesia occidental. ¡Cristo ha resucitado!

La cantidad de los bombardeos moscovites en la ciudad fue bastante alta y aproximadamente la misma que ayer, aunque no fueron iguales en las áreas diferentes. Como siempre, los moscovites fueron más activos por la mañana, la intensidad se redujo cerca del mediodía, pero no terminaron de bombardear la ciudad completamente. Al atardecer empezó a llover y en algunos distritos de la ciudad estuvo quieto, pero no en todos, porque los ruscistas reactivaron los bombardeos de ciertas zonas.

La mayoría de proyectiles cayeron en las áreas diferentes de Saltivka, especialmente la del norte. En este distrito una vez más impactaron los centros comerciales y las casas residenciales, donde estallaron unos incendios. Tras estos bombardeos fueron heridas 4 personas: 3 policías que ayudaban a una mujer salir de una casa dañada. También bombardearon la Fábrica de tractores de Járkiv, Pyatijatki, las afueras de Oleksiivka y Sortyrovka. En la parte del noroeste de la ciudad los moscovites impactaron los almacenes. Destruyen todas las bases de depósitos principales para romper la logística y causar los daños para los negocios y la economía. En total 6 personas fueron heridas en la ciudad durante el día.

Los bombardeos continuaron en los suburbios: en Dergachi y los pueblos alrededor de la ciudad, el asentamiento urbano Slátyne del municipio de Dergachi, donde tras los bombardeos rusos fueron dañadas unas casas y murieron 2 personas a causa de un proyectil. Además golpearon Mala Danýlivka. Al mismo tiempo los ruscistas bombardearon los suburbios en dirección a Chugúyiv, la ciudad de Chugúyiv y el pueblo Koróbochkyne en el municipio de Chkálovske. En la área de Chugúyiv murió una persona y una fue herida.

Golpearon también el asentamiento urbano Zolochiv, donde dañaron cerca de 5 casas, y el pueblo Kalýnove en el municipio de Zolochiv, donde destruyeron 2 casas residenciales. Por suerte, nadie de los residentes fue herido. Cerca del pueblo Chornoglázivka en el municipio de Zolochiv dos personas saltaron en la mina en su coche. Probablemente uno de los grupos de los moscovites ocupaba el pueblo temporalmente o durante una campeada de un grupo diversivo instalaron las minas, y en una de aquellas saltó el coche.

Ahora contaré sobre la liberación del asentamiento urbano Slátyne y los pueblos Bezruky y Prudianka en el municipio de Dergachi. Menciono estas localidades en mis crónicas a menudo, fueron bajo en control ucraniano, pero bastante relativamente. O sea que estuvieron en una zona gris: pudimos llevar unos cargamentos de ayuda humanitaria allí, pero también pudieron entrar en la zona los grupos diversivos de los moscovites. Lo importante en el informe sobre su liberación es la parte “se han fijado en las posiciones”, o sea que nuestros militares acortaron esta zona gris y avanzaron hacia Kozacha Lopan. No puede sino causar alegría.

Las administraciones regional y municipal cambiaron las horas de toque de queda por un día — de las 7 de la tarde hasta las 5 de la madrugada, pero pidieron dos cosas:

– no remolinar en las iglesias donde las misas empezarán a las 7 de la mañana;

– no ir a ciertos cementerios, que están en la zona del posible ataque con artillería y lanzacohetes múltiple de los moscovites. En total, ya fueron registradas las destrucciones y los daños en 10 cementerios municipales y en el memorial polaco en Járkiv.

Yo no iría ni a la iglesia, ni al cementerio. Aun más, el cementerio, donde fueron enterrados mis padres, está en la área de las acciones militares y no hay manera llegar allí…

En Járkiv llevan abriendo unos cafés. Por ejemplo, abrió el café de gatos “Kytsi y Kava” (Gatos y café) donde unos gatos y unas gatas reciben a los huéspedes. Es el local maravilloso donde se puede pasar tiempo en compañía de 18 (!!!) animales vellosos. También los dueños del local piensan nombrar a una gata “Palyanytsya” y después… a propósito, lo recomiendo.

Algunas noticias excelentes, y otra vez sobre los gatos. En un incendio en Saltivka los rescatadores extrajeron de un edificio humeado a un gato blanco y rojo y en seguida le sacaron al aire fresco, le lavaron y decidieron llevarle al puesto de bomberos. De verdad, la humanidad es el rasgo que hace diferencia entre nosotros y los moscovites. En particular, se revela en el amor por los animales.

En cuanto a la región, la situación está difícil. Los moscovites atacan en las direcciones a Sloviansk y Barvínkove, pero nuestros militares repelen sus ataques. El intento de los ocupantes avanzar hacia Barvínkove fue repelido. Según los datos de la 93a Brigada Mecanizada, ya han eliminado cerca de dos compañías de la 64a brigada de la infantería motorizada, que tomaba parte en el masacre de Bucha. Además el mando operativo “Este” informó que en la región de Járkiv derribaron 2 aviones moscovites (Su-34 y Su-35) y 5 drones. Siguen los bombardeos de Barvínkove. En general, el ritmo de la evacuación de Barvínkove y Lozova redujo, porque se quedaron aquellos que no quieren partir de estas ciudades.

En cuanto a los territorios ocupados, la situación es la siguiente. En Balakliya hay muchos heridos y no hay bastantes capacidades del hospital de campaña, que está en la escuela musical, por eso los ruscistas utilizan también la policlínica en esta ciudad. En Izyum ocupada los ocupantes tratan de movilizar a los hombres: mayormente lo hacen los combatientes de los territorios temporalmente ocupados en las regiones de Donetsk y Lugansk (las llamadas “República Popular de Donetsk” y “República Popular de Lugansk”), pero ahora no tienen éxito.

Además, tras las pérdidas sanitarias grandes, los moscovites intentan movilizar a los doctores y el personal médico en los territorios temporalmente ocupados (en particular, en Vovchansk) para que presten los primeros auxilios en la posición avanzada. Amenazan que les matarán si no aceptan. La situación parecida está en otros territorios temporalmente ocupados: en las regiones de Jersón y Zaporizhzhya.

En el municipio de Borova los ocupantes hacen “las listas negras” de las personas que no soportan a la administración de los ocupantes, inspeccionan los documentos, registran a las personas y hacen los hombres quitar la ropa para ver si tienen unas huellas de las armas o unos tatuajes, que pudieran confirmar su pertenencia a unas formaciones militares. Prospera el merodeo: los ruscistas roban aun unos coches muy viejos, por ejemplo, Moskvitch. Los ruscistas no dejan a los empleados de las empresas agrícolas venir a sus granjas. A causa de esto, por ejemplo, no es posible ordeñar las vacas, y eso puede impactar su salud y aun causar su muerte. La administración de ocupantes conste de un coronel ruso y el grupo de los colaboracionistas locales.

Las batallas activas siguen en la zona de la Operación de las Fuerzas Unidas. En el norte continúan los combates cerca de Kreminna (Dibrova y Zarichne), por Rubizhne y Popasna y también cerca de Severodonetsk. Además los moscovites atacan en toda la línea del frente en la parte central de esta zona — cerca de Márinka y Avdiivka, y en el sur — cerca de Vugledar y Velyka Novosilka. Los ruscistas muestran la mayor actividad en dirección a Guliaypole.

Según los datos del servicio de inteligencia, tras un ataque de artillería por las tropas ucranianas contra el puesto de mando delantero en el 49o ejército de armas ruso, murieron 2 generales, uno más resultó herido y está en la condición muy grave. Están concretando los datos personales. Resulta que en 2 meses nuestros militares ya han matado a 10 generales. ¡Un resultado bueno!

Los moscovites bombardean Mariupol de los aviones y de las armas de todo calibre. Nuestros militares están en la situación muy difícil, pero de toda manera hacen unas campeadas y causan el daño a los moscovites. El corredor humanitario planeado fue desbaratado y los ruscistas simplemente robaron a los residentes de la ciudad y les deportaron a moscovia. A propósito, ya sabemos que a ciertos ucranianos, que habían sido deportados por los ruscistas, llevaron a Vladivostok.

Siguen los ataques con misiles en la región de Dnipro, en Mykolaiv y Odesa. En Odesa unos misiles, que probablemente hayan sido los misiles Х-555 lanzados de Tu-95, golpearon, en particular, dos casas residenciales de muchos pisos. Tras este bombardeo murieron 8 personas, entre ellos el bebé de 3 meses, y 18 personas resultaron heridas. Un terrible crimen de guerra más, cometido por los moscovites como la venganza y para provocar el pánico entre ucranianos. Algunos de los misiles, que movían hacia Odesa, fueron derribados por el sistema antiaéreo ucraniano y los fragmentos de un misil cayeron en el cementerio.

En los territorios ocupados de las regiones de Jersón y Zaporizhzhya los ruscistas tratan de movilizar a los residentes para echarles como carne de cañón a las posiciones de nuestros militares. Prestan más atención a la gente joven. A estas alturas los ocupantes no tuvieron ningún éxito con aquellas medidas.

En la región de Jersón los moscovites obligan a los granjeros empezar la campaña de siembra para tomar la cosecha a moscovia después: el banditismo y el terror típico en mejores tradiciones del “comunismo militar” de los bolsheviques. Al mismo tiempo, llevan todas las reservas de los almacenes y los granos de los graneros de la región de Jersón a Crimea. Según los datos por el grupo de vigilancia “SeaKrime” del centro “Myrotvórets”, luego la gran parte de estos granos va a Turquía (ya han registrado más que una travesía de los buques desde los puertos de Crimea).

La situación no está tranquila en moscovia. Alguien volvió a ametrallar (es probable que hayan sido los moscovites mismos) el puesto de control en el municipio de Glushkovo en la región de Kursk. Según la tradición, el gobernador acusó de todo a Ucrania.

Hoy concedemos el Premio Darwin a los diseñadores creativos de Tver, que crearon unas pegatinas con el símbolo “Z” y las colocaron en la ciudad. Pero, según “Jolod.media”, parece que lo hicieron bastante mal, porque estas pegatinas se desvanecieron pronto en el aire, y el tricolor del trapo ruso se convirtió en blanco, azul claro y amarillejo (el rojo CMYK es la mezcla de amarillo y magenta, si no me equivoco). Quién no ha entendido: fue blanco + los colores de la bandera ucraniana. Como si fuera otro sabotaje por un místico grupo diversivo ucraniano. A estas alturas ya es una razón para detener a una persona en moscovia…

Confiemos en nuestras Fuerzas Armadas de Ucrania y los defensores de Ucrania y ayudémoslos. Apoyemos a los voluntarios, los médicos, los rescatadores y los empleados de los servicios municipales. ¡Y acerquemos el día de nuestra victoria!

Serhii Petrov

Fotografía: Servicio Estatal de Emergencias de Ucrania en la región de Járkiv, CC BY 4.0.